Home » Zonales » A 10 AÑOS DEL HOMICIDIO DE ALEJANDRA CUGNO

A 10 AÑOS DEL HOMICIDIO DE ALEJANDRA CUGNO

Alejandra Cugno era directora de la Escuela Nº 268 de Cañada Rosquín, en el vecino departamento San Martín, y fue asesinada en julio de 2009.

En varias publicaciones de LA OPINION, durante el transcurso de julio de 2006 y meses posteriores incluido el año 2007, se brindó información sobre lo ocurrido a Alejandra Cugno -docente oriunda de San Martín de las Escobas y residente en San Jorge, poblaciones del departamento San Martín-, luego de retirarse el 6 de julio a la hora 17:30 de la Escuela Nº 268 de Cañada Rosquín, y en automóvil dirigirse hacia su residencia particular, donde la esperaban su mamá (Belkis) y su hijo (Mateo, de 5 años de edad).

A bordo de su automóvil en un sector de la ruta observó a José Luis -«el Puma», o «el Colorado»- Baroni (changarín rural domiciliado en Piamonte, y que meses antes estuvo trabajando por la zona de la localidad de San Antonio, en nuestro Departamento) haciendo «dedo», y obedeciendo a su  espíritu solidario accedió a llevarlo.

A partir de allí nada más se supo sobre la maestra, solamente que el vehículo que manejaba apareció cerca de la terminal de ómnibus de la cordobesa ciudad de San Francisco, y que en la jornada del 9 de julio en la casa de Baroni se hallaron pertenencias de la docente.

Pero Alejandra Cugno no aparecía, y el misterio se ahondaba.

Y con el correr de las horas lo que se presumía se confirmó: había sido asesinada.

En un predio rural de Landeta donde se ubicaba una casa abandonada había un aljibe, y allí fue encontrado el cadáver de la docente, cubierto de ramas, chapas y escombros.

Tiempo después, Baroni fue detenido en la ciudad de San Justo cuando intentó tomar un colectivo para seguir huyendo hacia el Norte del provincial, específicamente Malabrigo.

En definitiva, en noviembre de 2006 fue condenado a prisión perpetua en fallo unánime por los delitos de rapto, abuso sexual carnal en grado de tentativa, homicidio doblemente agravado por criminis causa y alevosía, hurto calificado y defraudación por estelionato, por lo cual cumple condena en el penal de Coronda.

Fuente: Diario La Opinión de Rafaela

Comments are closed.