Category: De Interés General

NUESTRAS PROVINCIAS: «ENTRE RÍOS: LA HISTORIA DEL CARNAVAL»

(Por Leonardo Cáceres). Desde fines del siglo 19 Gualeguaychú, al igual que otros pueblos de la provincia, tuvo en sus corsos, la máxima expresión de alegría y diversión colectiva. En un principio, el corso se desarrollaba por las tardecitas, ya que la ciudad no contaba con adecuada iluminación (la energía eléctrica recién vino en 1907).-

En las primeras décadas del siglo pasado, los corsos que se extendían por calle 25 de Mayo desde Rocamora hasta Mitre, alcanzaban un esplendor comparable al actual.- El paso por dicha arteria, se hacía de ida y vuelta. Numerosos palcos instalados por las familias cubrían las veredas desde una punta a la otra del circuito, casi sin separación entre unos y otros. Sus dueños competían para tener el palco mejor engalanado e iluminado.

Numerosos carruajes poblaban el circuito llevando a las jóvenes más bonitas, con sus trajes de fantasía. Era tal la cantidad de serpentina y papel picado utilizado en todo el trayecto, que a menudo los cocheros debían detener la marcha para desatascar los ejes. Los jóvenes intercambiaban con las señoritas los clásicos ramitos de flores, lo cual muchas veces servía como pretexto para iniciar una relación.

En ese marco apoteótico de las primeras décadas, una de las más célebres atracciones, ha sido sin duda, la Comparsa de Nerón. Representaba al emperador romano, con toda su corte, guerreros, poetas, y era tal el números de sus integrantes, que cuando la primera escuadra iba llegando a la calle España, la última recién estaba saliendo de Rocamora, es decir más de cuatro cuadras y de 200 integrantes. Una sola de las escuadras eran guerreros, montados en caballos blancos que ocupaban casi una cuadra del circuito.

Alrededor de 1930, se construye en el centro de la ciudad, una enorme pasarela de madera que se extendía por encima del circuito entre ambas veredas de la 25 de Mayo y en cuya parte superior actuaban las orquestas, murgas y conjuntos. En las décadas siguientes, años 30 y 40, se impusieron las murgas tradicionales, que al igual que las uruguayas de hoy día, cantaban sus canciones y eran autoras de sus propias letras que contenían numerosas apreciaciones y críticas sobre temas del momento en la ciudad.

Hoy el carnaval gualeguaychense es el ámbito en el que los sentimientos contenidos entre tambores, lentejuelas y plumas, encuentran su lugar de expresión y canalización. Las cinco comparsas se preparan y visten de gala esperando el desentierro del rey Momo, morir junto a su rey al terminar febrero y volver a nacer el año siguiente explotando con alegría y energías renovadas.

GATRONOMÍA

Sobre la costa del Río Uruguay el turista no puede perderse la oportunidad de probar la variedad de pescado que por características del río a veces son más grandes que en el Paraná. También se producen postres, tortas dulces, pastelería y la vieja y nueva licorería que tiene firma entrerriana. El licor de yatay que surge de la palmera de Colón, lo que aportaron los italianos como el lemoncello o los vinos de la familia Vulliez Sermet que lleva más de 100 años de historia. En grandes cascos de estancias quedan aún los esqueletos de las parras antiguas ya con otras plantas, lo que demuestra que hubo una vitivinicultura que en lo últimos años volvió a crecer; en Entre Ríos hay por lo menos 25 viñedos en la actualidad.

En la zona de Diamante, Victoria, Gualeguay y las islas, la gastronomía también está ligada al río y con animales silvestres que se cocinan en forma casera y no comercial, pero hay una fiesta en Médanos ligada al costillar a la estaca de búfalo.

«NUESTRAS PROVINCIAS» – HOY: CORRIENTES

(Por Leonardo Cáceres). Comenzamos de esta manera a recorrer semanalmente nuestro país con algunas características de cada provincia, música, arte, gastronomía y diferentes aspectos que le dan a cada una su identidad.

“CORRIENTES”

MEDICINA ANCESTRAL:

Curanderos, sobrevivientes del tiempo…

La práctica de la curación por medio de la cinta, las hierbas o la oración son tan antiguas como la medicina.

Asistir a los sanadores muchas veces se vuelve una práctica más frecuente que la de acudir a cualquier centro de salud.

Medir la cinta o tirar el cuerito para sanar un “bruto” empacho por medio del curandero es una antigua costumbre en la creencia popular.

Los consejos de la abuela ante dolencias comunes atribuyen a la credibilidad en los “poderes” curativos de los sanadores por medio de la fe y de la sabiduría concebida desde generaciones pasadas.

Aunque la medicina moderna está hoy al alcance de la sociedad, la práctica tradicional sobrevivió gracias a la creencia de la gente en las atribuciones de los curanderos.

Según la fe de los que concurren a los curanderos, las enfermedades comunes sanan por medio de la oración y de algunas infusiones que ayudan a mejorar la dolencia física o espiritual.

Muchos pacientes acuden al curandero para realizar una “suerte” de terapia para salir de pozos depresivos, trastornos obsesivos e, incluso, adicciones.

A menudo, los curanderos afirman haber nacido con ciertas facultades sobrenaturales para sanar cualquier tipo de enfermedad, sea física o espiritual.

GASTRONOMÍA:


Esta provincia cuenta con una gran variedad de lugares donde poder degustar platos de la cocina típica e internacional. Restaurantes, comedores, parrillas, asadores y bares te invitan a probar los sabores de estas tierras.

Surgen en muchas de las delicias cotidianas, las raices guaraníes, constituyendo en la mayoría de los casos la comida más elegida por los visitantes.

En Corrientes los desayunos son coronados con chipá y mate cocido, las picadas antes del almuerzo comienzan con chicharrón trenzado, pan con chicharrón, y el infaltable queso de chancho.

Una de las perlas que la gastronomía de Corrientes brinda a sus huéspedes es el Mbaypú, y todas sus variedades: de pollo, choclo, carne o charqui.

Además, no debe olvidarse el clásico asado correntino a la parrilla o cocinado a la estaca, otro verdadero placer que nadie debe dejar de probar.

Los dulces regionales de lima, andaí, quinotos, el dulce de mamón y los pastelitos de queso son los postres que se destacan dentro de la gastronomía de Corrientes, por sus sabores únicos, incomparables.

Gracias a la riqueza de los ríos que la abrazan, la gastronomía de la provincia de Corrientes basa varios de sus platos en el surubí, el dorado, el pacú, y hasta en la exótica raya, pudiendo elegir entre diferentes formas de cocción.

Un poco de nuestra querida Corrientes, para educarnos a través de la radio.

«DONDE AYER HUBO UNA ESCUELA»…

(Por Leonardo Cáceres). “HOY HAY UNA RADIO”. Muchas veces quienes somos habitantes del mal llamado “interior” del país, solemos escuchar a menudo que los porteños y/o bonaerenses (porque habitualmente metemos a todos en una misma bolsa) no tienen ni la más remota idea cuando hacen referencia a alguna localidad de nuestras regiones, para ellos “el interior”. Sin embargo muchos de nosotros también confundimos términos que resultan cotidianos “para ellos” y que escuchamos todos los días en medios de comunicación tales como: AMBA, CABA, CONURBANO, PARTIDO, GRAN BUENOS AIRES, CAPITAL, etc. Vaya entonces al respecto una breve explicación:

El Área Metropolitana de Buenos Aires es una delimitación utilizada por el INDEC que incluye a la Ciudad de Buenos Aires y 24 partidos del Gran Buenos Aires.

Rodeando a la CABA, se extienden los partidos de la Provincia de Buenos Aires. Sus actuales centros urbanos fueron localidades, paulatinamente incorporadas a la aglomeración por la expansión de la ciudad principal. La continuidad urbana de ambas jurisdicciones conforma la metrópolis aquí denominada Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y “Aglomerado del Gran Buenos Aires” por el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Comprende la a Ciudad Autónoma de Buenos Aires + 24 Partidos: 1. Almirante Brown, 2: Avellaneda, 3: Berazategui, 4: Esteban Echeverría, 5: Ezeiza, 6: Florencio Varela, 7: General San Martín, 8: Hurlingham, 9: Ituzaingó, 10: José C. Paz, 11: La Matanza, 12: Lanús, 13, Lomas de Zamora, 14: Malvinas Argentinas, 15: Merlo, 16: Moreno, 17: Morón, 18: Quilmes, 19: San Fernando, 20: San Isidro, 21: San Miguel, 22: Tigre, 23: Tres de Febrero, 24: Vicente López.

Por supuesto hay mucho más para conocer de esa extensa provincia pero he aquí una breve reseña para aprender un poco más y educarnos a través de la radio.

«LOS CUATRO RELOJES»

(Por Leonardo Cáceres). El sábado por la noche próximo pasado el mundo entero acudió a un mega recital pero sin salir de su casa: la referencia para el “One World – Together at Home” (Un mundo juntos en casa), en el cual estrellas de la música mundial hicieron su incursión desde sus hogares, todo coordinado por conductores del evento (desde estudios de TV) y donde también tuvieron participación personalidades de llegada mundial, como por ejemplo Michelle Obama o el propio Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. Esta juntada musical a nivel global tuvo como fin el recaudar fondos para apoyar la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Ahora bien, volviendo al plano estrictamente musical, todos brillaron (y era de esperarse) porque son las figuras del ambiente artístico mundial, sin embargo la gente desde sus casas (y los propios conductores del evento) no dejan de hablar del grupo rockero de cuatro integrantes que la “rompieron”. Es que son cuatro relojes de buena máquina, que sonaron esta vez cada uno desde su “estuche” y el más antiguo de los cuatro, “el reloj de aguja”, se llama Charlie Watts y ya tiene 80 años, éste mismo marcaba con sus palos el “tempo” exacto como base rítmica para los otros tres.

Más allá de todo lo dicho y que es calidad pura de gente que sabe hacer justamente eso: “arte”, nos debe dejar como sociedad la enseñanza de que tenemos que valorar y dar lugar a nuestros mayores, que son valiosos y que pueden seguir brillando aún en edades mayores en lo que saben hacer, sin necesidad de ser estrellas de rock. Que lamentablemente nos acostumbramos al aviso «poco feliz» de “se busca gente con experiencia, pero no mayor de 28 años”, tan incongruente como discriminatorio, pero vigente aún en los ámbitos laborales.

Así les dejamos a todos este pensamiento que queríamos compartir y que titulamos “Los cuatro relojes”, aunque cabe aclarar que éstos son de una chapa dorada única e irrepetible: ni más ni menos que “The Rolling Stones”.

AUTOS CLÁSICOS 93.5 – 2º ESPECIAL: «EL ÚLTIMO FALCON»

(Por Leonardo Cáceres). Un día como hoy pero del año 1991 el mítico Falcon se despedía de la línea de montaje de Ford Argentina. Habían pasado 29 años y 494.209 unidades producidas. Se cerraba una era.

El Falcon surgió en 1959 en Estados Unidos. Las primeras unidades importadas se armaron en enero de 1962 en la planta que la automotriz tenía en La Boca, y recién en julio de 1963 debutó el producido en General Pacheco, provincia de Buenos Aires (actual fábrica de la marca).

Luego Ford desarrolló el Falcon Futura, con motor más potente y techo vinílico, en 1966 aplicó retoques (aparecieron los colores metalizados) y en 1967 llegó la famosa versión rural.

También llegan la pick up Ranchero y el Sprint, con los famosos espejos del mismo color y la franjas laterales de distinto color y otros detalles deportivos. Ambos desarrollos nacionales.

En 1978 fue el turno de otra actualización, con faros rectangulares y barras verticales, entre otros aspectos. Y en 1982, año en que sale de la línea de montaje la unidad 400.000, volvió a recibir un restyling. Fue el último, con parrilla de barras horizontales.También incluyó caja automática, aire acondicionado, luces, llantas, paragolpes, radio AM/FM y nuevo sistema eléctrico.

El 10 de septiembre de 1991 se terminó de fabricar la última unidad del Falcon en Pacheco. Un verdadero clásico nacional. (Fuente histórica: TN).

En esta oportunidad podemos apreciar imágenes del Falcon Ghía año 1984 perteneciente al Sr. Diego Alanda (zona rural de Colonia Margarita), quien gentilmente accedió a mostrarnos su unidad, auto que perteneció al recordado Dr. Viale, destacado médico de nuestra localidad y con la que pronto estaremos haciendo una recorrida por el pueblo. En las fotos podemos apreciar el estado totalmente original del vehículo y como broche de oro la libreta de mantenimiento de la estación de servicio de “Barone”, casi como un documento histórico de San Vicente.

REPORTAJE A MATÍAS ANTICO

(Por Leonardo Cáceres). Luego de la repercusión en referencia a nuestro primer trabajo periodístico de «Autos Clásicos 93.5» con el Fiat 1100 del amigo Daniel Masera, hemos tenido la oportunidad de hacer llegar dicho material al reconocido periodista especializado en autos, Sr. Matías Antico. Tenemos el gusto de informar que con él estaremos conversando telefónicamente en la mañana de hoy en el Magazine. ¡Los esperamos!

100 AÑOS DE FIAT EN ARGENTINA Y UNA RELIQUIA LOCAL

(Por Leonardo Cáceres). Hace 100 años la Fabrica Italiana de Automóviles Torino (FIAT) se radicaba en Argentina con la constitución de la primera sociedad en el país- F.I.A.T. Turín –Sucursal Argentina- poniendo como domicilio las calles Demaría y Godoy Cruz, en el barrio de Palermo.

Inicialmente FIAT se dedicó a la comercialización en Argentina de vehículos de pasajeros e industriales, tractores y otros implementos para el agro y también de grandes motores diésel. En abril de 1960 salió de las líneas de montaje un FIAT 600D, el primer coche de la marca fabricado en Argentina y casi un sinónimo de la motorización masiva de los argentinos. En ese mismo establecimiento también se fabricaron los modelos 1100, pero en 1963 la producción de automóviles se mudó a un predio mucho más grande en El Palomar.

Si bien la celebración oficial del centenario fue en el mes de mayo en Buenos Aires, creímos oportuno esperar hasta este momento para publicar la presente nota y así dar tiempo al resultado final de la minuciosa restauración de una pieza en nuestra localidad, la referencia para el Fiat 1100 (Millecento) año 1962 propiedad de un amigo de la casa: el Sr. Daniel Masera, quien tuvo la gentileza de mostrarnos esta “joyita” y de la cual adjuntamos algunas fotografías del proceso de restauración, exterior terminado, planta impulsora, tablero, comandos y como broche de oro: manuales originales del auto y la revista “Parabrisas” de la época con el primer road test del Millecento.

Si bien el modelo 1100 a principios de la década del ’60 se comenzó a fabricar en Argentina, muchas de las piezas eran importadas de Italia, lo que se puede observar en los instrumentos del tablero con palabras como: “ACQUA», «OLIO», «LUCI», «RISERVA», «BENZINA”.

Quienes tenemos pasión por los autos clásicos no solamente admiramos un vehículo, sino que detrás de cada una de éstas máquinas hay una historia, momentos, anécdotas. El que lo pensó, los que lo fabricaron, la familia que lo tuvo, el que recibió las llaves cuando era 0 km., el primer viaje…

Los invitamos a disfrutar de las imágenes, tal como lo hicimos nosotros. 

«POSTALES DE RADIO»: DONDE TODO EMPEZÓ

(Por Leonardo Cáceres). Año 1980, estudio de S V 1 Radio San Vicente – Emisora de circuito cerrado comunitario, en calle Catamarca 131. Observamos a un amigo de la casa: Víctor López, en la conducción del programa de las 18 hs., en la operación técnica Adrián Vitale o Mónica Fallini y en la dirección Marcelo J. Ramello.

Un producto radial con noticias deportivas, publicidades y notas a protagonistas de distintas prácticas deportivas. Se utilizaba como fuente: diario Castellanos y la Opinión (Rafaela) y El Litoral (Santa Fe). Según nos comenta Víctor, había que hacer una selección de las noticias en papel y marcarlas para después leer y como «El Litoral» llegaba sobre la hora del programa, se usaba el del día anterior. Como se puede observar el soporte físico fonográfico consistía en las bandejas para discos de vinilo y empezaba a ser furor la era del cassette. Tecnología de aquellos años en donde todo era más artesanal.

En la actualidad tenemos la suerte de contar con otras herramientas que nos facilitan la tarea, pero en algo coincidimos con quienes nos precedieron en el oficio y de los cuales aprendimos mucho de lo que hoy somos:  “HACEMOS RADIO CON LA MISMA PASIÓN DEL PRIMER DÍA”.